Mi niño

3 ago. 2015

En marzo de este año (2015) a mi hijo Lautaro, de 2 años, le diagnosticaron Autismo. Salí de la consulta con la terapeuta que realizó el diagnóstico, llegué a casa, lo acosté a dormir la siesta y le escribí esto:


Mi niño es campo y mar fecundados. Es la prueba de la existencia misma. De la capacidad de entregarse al abismo del ser y confiar en que podemos ser sostenidos por las energías más reales. Es un misterio sin resolver, sin necesidad de ser resuelto. Es la fiel imagen de la delicadeza, de la atormentada curiosidad, de la mágica irresponsabilidad de habitar un cuerpo siendo alma.
Mi niño no lo puede todo, no lo sabe todo, no lo intenta todo. Mi niño teme más que de costumbre y utiliza la costumbre como arma para enfrentar lo que nos ataca con su sorpresa. Mi niño es capaz de soportarlo todo, porque sólo alguien tan valiente, se anima a poder de a poco.
Mi niño me espeja en lo más triste, sensible, desesperado y cruel del encuentro con el otro y me muestra refinadas inquietudes desbordantes de humanidad.
Mi niño enseñanza alocada, mi niño implacable. Mi niño que no se detiene, que no se resigna, que no enmudece frente a los gritos de lo impalpable.
Mi niño carne, entraña, desorganización sensorial cotidiana, mi niño demanda. Mi niño me ha venido a decir que es tiempo de poner en hechos las palabras. Que no hay más lugar para el encierro, que no hay más sostén para la mentira, que no hay más benevolencia para la crueldad.
Mi niño es tanto mejor que yo, que su padre, que sus pasados y sus presentes.
Mi niño es el mejor de nosotros.

24 comentarios:

  1. Bellísimas tus palabras, transmiten un amor tan grande que supera cualquier barrera de temor o incertidumbre. Te felicito por esta iniciativa del blog, me parece genial. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso blog. Genial idea para trascender. Desde mi lugar de respeto y cuidado, estoy para acompañarte cuando lo necesites. Un abrazo y un gusto haberte conocido. Romi

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno encontrarnos, Romi! Te agradezco muchísimo! Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho leerte. Espero nuevos relatos de amor!. Un gran abrazo para vos y tu Lautaro hermoso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos más! Qué bueno que leas, Marga! Mil besos!

      Eliminar
  5. Te sigo en tw porque hace mucho escucho la 100 y obviamente me levantaba con lo que era el show de la noticia y por ende seguia a todos los implicados, incluyendo tu marido.
    Asi senti como amigos a todos los que formaban parte del mismo, como así también uno vivia todo lo que les sucedia a su alrededor y así te empece a seguir, porque me rei mucho con tu humor de tu vida cotidiana.
    Hoy en instagram me encontré con lo que publicas y enseguida me dirigi al blog.
    No hay palabras que expresen mi admiración hacia vos, con el amor con el que hablás de esta situación.
    No tengo hijos, solo sobrinos. Cinco hermanos, uno de ellos con una discapacidad. Será por eso quizas lo que me conmovio en lo que les esta pasando.
    Mucha fuerza Cintia en este camino, soy una persona muy creyente, por lo que obviamente los incluiré en mis oraciones. Todo va a a estar bien. Beso, Adri

    ResponderEliminar
  6. Adri... te agradezco tanto este encuentro... Miles, miles de gracias por estar y leer :)

    ResponderEliminar
  7. Hermosa vos, hermoso tu Lautaro. Que lindo leerte. Cada una con su aventura diferente, nos acompañamos. Te abrazo siempre queridisima.

    Maru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan querida Maru hermosa, con tu mexicanita chiquita y redondita :) Gracias por estar acá! Qué bueno! Besos

      Eliminar
  8. Hola Cintia! Leí cada una de tus palabras. Me identifiqué con todas ellas, hasta casi con las fechas, ya que mi hijo, Benja, de casi 3 años, fue diagnosticado apenas pasado su cumpleaños de 2. Es tan cierto que es una aventura y un amor diferente! Diferente, difícil y hermoso a la vez. Te voy a seguir leyendo ya que, sin dudas, la companía de otro, de otra madre, y no solo de otra madre, sino que de otra madre que no tiene un hijo neuro-típico, ayuda, ayuda y da fuerzas para seguir dando todo para ellos. Gracias, besos. Agustina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agus :) Bienvenida al blog. Me alegro y me alivia que nos acompañemos. No hay modo de transitar este camino sola. GRACIAS :)

      Eliminar
  9. Cintia No tengo idea el cómo llegue a este blog. Tu palabra y tu hijo Lautaro me conmueven. Es un desafío durísimo para llevar a cabo, pero es tu hijo. Es carne de tu carne es historia anterior y es tu presente. Gracias por verbalizarlo de esta manera para que los que no lo vivimos tratemos minimamente de entenderlo, esto si no se vive no se comprende, pero tu manera de decirlo cruda y amorosa hace que nos acerquemos. El blog no permite que estes sola. De lejos del otro lado de la pantalla, estamos acá....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me ayuda tantísimo que estén ahí. :)

      Eliminar
  10. Me emociona leerte. Uno se encuentra en tus palabras. Un abrazo mamá valiente. Es hermoso Lautaro <3

    ResponderEliminar
  11. Me emociona leerte. Uno se encuentra en tus palabras. Un abrazo mamá valiente. Es hermoso Lautaro <3

    ResponderEliminar
  12. Es hermoso tu blog, me cuesta un poco leerlo sin angustiarme...te quería contar una ezperienciaq muy linda que me paso hace años. Habíamos ido a mudar una casita infantil que habían comprado unos papás de su casa a la casa de la abuela. En la primer vez que la armamos no lo había conocido al niño con tga. Y la segunda vez estaba en la casa de su abuela, estabamos en un pasillo (uno muy parecido al que años antes conocí y me salvó la vida cuando.iba a bailar tango a lo de los Dinzel) y viene el nene hermoso y me mira y viene caminando hacia mi y me abrazó,fue muy lindo, no recuerdo si me dio un beso, pero la mamá lloraba no lo podía creer. Luego entendí y leí algo de las actirudes de estos niños. Lo recuerdo con cariño. La mamá rwcuerdo que me parecía una cliente especial porque me pedía muchas cosas que me parecían raras pero muy dulce. Y como algo de color pinto ella misma la casita con unas combinaciones hermosas que nunca vi una más linda y me dejó sacar fotos que aún las tengo. La segunda vez que la vi le conte y se reia. Gracias por el.blog es muy lindo...hermosa foto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué linda anécdota! Gracias por compartirla conmigo y con todos. Un abrazo lindo :)

      Eliminar
  13. Hola.. despues de varios meses llegue aqui tengo un par de gemelos diagnosticados con Autismo... tus palabas llegaron a mi alma como una fuerte ola de asertividad. Gracias por todas tus historias... y apoyarnos entre tus palabras.
    Bendiciones a ti y a tu hijo.
    "Recuarda Diferente jamás inferior"
    Saludos desde Colombia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lipon. Muy bienvenida al blog y repito la fuerza que me enviás a mí. La replico para vos y tus hijos. Que este camino que tenemos por delante nos sea benévolo a todos. Un abrazo muy fuerte y muchas gracias por leer :)

      Eliminar
  14. Precioso lo que escribes, de verdad. Tengo cerca a otro niño que sufre de autismo y realmente es como tú dices, el mejor de nosotros y el que sabe buscar lo mejor de los que le rodean. Un abrazo y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pili! Tantísimas gracias por pasar por el blog. Me siento siempre muy acompañada por todos aquellos que se toman el tiempo de leer sobre nuestra vida y ayudarnos a transitarla más contenidos. Beso!

      Eliminar
  15. Precioso lo que escribes, de verdad. Tengo cerca a otro niño que sufre de autismo y realmente es como tú dices, el mejor de nosotros y el que sabe buscar lo mejor de los que le rodean. Un abrazo y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar

© La Aventura Diferente Maira Gall.